compartir

CONSIDERACIONES PARA LA RECREACIÓN ESPECIAL


"No se trata de tener derechos a ser iguales, sino a tener igual derecho a ser diferente."



Hay ciertas atenciones que se debe considerar con los participantes con diversidad funcional, procure conocer a fondo las necesidades especiales que presenta el niño en cuanto a cuidados físicos o médicos. 

Los propios padres o algún especialista pueden darle la orientación necesaria y familiarizarle con la naturaleza de la limitación. 


Es necesario estar al tanto de aquello que el niño recibe regularmente, como medicamentos y otros tratamientos. De ser posible, los padres o representantes deben facilitarle una autorización e indicaciones por escrito para suministrar cualquier medicamento. Asegúrese de anotar el número telefónico de los padres del niño. 

En cuanto a la dieta, si existe algún tipo de restricciones debe notificarla, y si el niño requiere una dieta especial, los padres podrían proporcionar su comida. 

El los hábitos, si el niño presenta dependencia en su auto cuidado, ya sea aseo personal o alimentación, es necesario que el niño reciba ayuda. 

En cuanto a la conducta, Converse con los padres y con el niño sobre las normas del grupo y defina la forma de disciplina que se utilizará para mantener el comportamiento apropiado. Recuerde, cualquier comportamiento del niño que presente una dificultad es una fuerza que puede dirigirse en otro sentido, canalizándola en una forma más aceptable, en lugar de intentar eliminarla y reconstruirla. 

Hágale saber al niño que se le aprecia, independientemente de su necesidad especial. Una palabra de reconocimiento o una palmada en la espalda al realizar bien una tarea servirá de gran estímulo para el niño.

Tenga presente que al premiar un logro aumentarán las probabilidades de que ese comportamiento se repita. El premio puede ser una expresión de agradecimiento, el reconocimiento del grupo por su colaboración, un distintivo o el privilegio de participar en un paseo. 

Al ofrecer recompensas en lugar de críticas contribuirá a elevar la autoestima del niño. Recuerde que la recompensa debe hacerse inmediatamente después de presentarse el comportamiento deseado. Cambie las recompensas si no resultan efectivas.

  • CONSIDERACIONES ESPECIFICAS DE LA RECREACIÓN ESPECIAL 

Compromiso Motor

Recuerde que quienes utilizan sillas de ruedas, muletas, andaderas, suelen considerar sus aparatos como una extensión de su cuerpo. No los coloque fuera del alcance del participante.Al planificar una salida, asegúrese que el sitio de destino sea accesible. 

Para facilitar la movilidad de la persona, elimine aquellos obstáculos que sean removibles; utilice avisos preventivos con mensajes visibles; procure que haya una buena iluminación. 

Al ofrecer su ayuda, pregunte cómo funciona el equipo si no está familiarizado con el. Al conversar con alguien en silla de ruedas, procure colocarse a cierta distancia para evitar que se le resienta el cuello a la persona de la silla. Si la conversación va a ser larga, busque donde sentarse. 

Deficiencias Auditivas 

Asegúrese que la persona le esté mirando antes de comenzar a hablar. Si la persona utiliza un intérprete, háblele directamente a la persona sorda, y no al intérprete. 

Utilice gestos discretos para facilitar la comprensión. Asegúrese que sus instrucciones fueron comprendidas. 

Asigne a un compañero oyente para que alerte discretamente al compañero hipoacúsico cuando empiecen a impartir instrucciones. 

Procure ubicar a la persona con pérdida de audición cerca al momento de impartir instrucciones.

Evite colocarse de espaldas al sol o a de la fuente de luz al dirigirse a la persona con pérdida auditiva. Se le haría difícil la lectura labial. 

Utilice la demonstración visual para complementar una instrucción verbal. 

En un grupo grande, recuerde que es importante que solo una persona hable a la vez. El hecho de gritar, para hacerse escuchar, raras veces ayuda, mas bien distorsiona el lenguaje y hace difícil la lectura de labios. 

Deficiencias Visuales 

Cuidado con recurrir únicamente a la información escrita. Siempre que sea posible, utilice instrucciones verbales. 

Consiga lupas y otras ayudas visuales para el participante con pérdida visual. 

Identifíquese verbalmente cuando aborde a una persona con deficiencias visuales. Si va a presentarle varias personas, hágalo en forma individual, así el participante impedido podrá asociar los nombres a las voces de los diversos interlocutores. 

Ofrezca su brazo pero no intente guiar a la persona. Si el participante va a sentarse, guíe la mano de esa persona hacia el respaldo de la silla y dígale si la misma tiene o no brazos. 

Ofrezca información en forma voluntaria leyendo las señales, los cambios de luces de tránsito o identificando elementos de peligrosidad, por ejemplo, obstáculos o escalones. Calcule la distancia en pasos. Cuando se vaya a retirar, anuncie su partida. 

Si se encuentra con alguien con un perro guía, no distraiga el animal. Mantenga otras mascotas alejadas. Si se encuentra con alguien que utilice un bastón blanco, no toque su bastón. Si el bastón lo roza, apártese del camino y permita a la persona pasar.

Trastornos de lenguaje

Manténgase calmado. La persona con la dificultad de lenguaje ha confrontado esta situación anteriormente y está tan ansiosa por hacerse entender como usted por entenderla. 

No interrumpa para completar oraciones o sugerir palabras. 

Préstele toda su atención. Haga preguntas cortas que puedan ser respondidas con un "si" o "no." Solicite a la persona con dificultad de lenguaje que repita lo que dijo si no entendió el mensaje. Si aún así no logra comprenderlo, puede probar con un cuaderno y un lápiz. 

Evite sitios ruidosos. El entorno no facilitará la conversación. Modele un lenguaje lento y de frases cortas.

Limitaciones Intelectuales 

Establezca y mantenga el contacto visual al impartir instrucciones verbales. De ser posible, acompañe la explicación verbal con una demostración visual. Considere establecer alguna señal, use muy a menudo los comandos de voz acompañados con pitazos para dar indicaciones. 

Exprese las instrucciones en forma breve y sencilla. No incluya información irrelevante mientras imparte instrucciones orales. Simplifique las instrucciones complejas, emitiéndolas por partes. 

Considere permitir que el niño cumpla los primeros pasos antes de continuar con una secuencia de instrucciones. 

Asigne a un compañero para que facilite el desempeño de un compañero especial en una tarea complicada. En algunos casos, considere facilitar instrucciones por escrito o en forma gráfica para que el niño pueda referirse a ellas.

Otra sugerencia: coloque imágenes de los pasos que componen una actividad que involucra varios pasos. Coloque las imágenes en forma secuencial en una pancarta que el niño podrá utilizar como refuerzo visual y colóquela en un sitio visible ante todos, sin señalar que será para el uso específico del niño especial. Asegúrese que el niño comprenda las instrucciones antes de comenzar una actividad. De ser necesario, repita las instrucciones en forma positiva y con calma. Asegúrese de tener la atención del interlocutor al momento de impartir instrucciones. 

Sea claro y conciso. No utilice oraciones complejas o palabras difíciles. Asegúrese que sus instrucciones hayan sido entendidas antes de seguir. No emplee lenguaje de bebé, no facilitará la comprensión del mensaje.

Déficit de Atención y Dificultades de Aprendizaje: 

Escuche y observe con cuidado para identificar la forma en que este niño aborda los problemas y cuales son sus dificultades. Sea realista en cuanto al comportamiento y a la naturaleza de las tareas a realizarse. 

Algunos niños con Déficit de Atención no logran mantenerse sentados por mucho tiempo y seguir instrucciones detalladas. Haga el aprendizaje interesante, con numerosas actividades prácticas. 


Cada acción recreativa implementada con responsabilidad y pertinencia técnica apunta entonces a potencializar los beneficios en cada una de las actividades, es por medio de la recreación como facilitamos la vivencia de la alegría, la armonía, la capacidad, la autovalía, el sentido de pertenencia, es incrementar las oportunidades de acercarse a este tipo de vivencias y generar un sistema abierto de sensaciones, sentimientos y movimientos, de manera que con apoyo o sin ellos, las personas especiales puedan realizar sus actividades, interactuar con su medio ambiente y participar en diferentes contextos de la vida cotidiana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario